5 aceites esenciales que puedes añadir a tu tónico facial

Spread the love

El tónico facial es un producto cosmético que, si lo usamos a diario, nos ayuda a mantener la piel del cutis firme y a cerrar los poros. Además, según los ingredientes, también aportaremos algunos nutrientes para embellecer y cuidar nuestro rostro.

En este artículo te contamos cuáles son los aceites esenciales que pueden ayudarte a potenciar los efectos de tu tónico facial. Por ejemplo, aportar firmeza, atenuar arrugas, eliminar manchas, regular el sebo o combatir el acné. ¡Descúbrelos a continuación!

Aceites esenciales que puedes añadir a tu tónico facial

1. Rosa

Para empezar, el aceite esencial de rosa es un tesoro de la naturaleza. Con su aroma femenino y delicado, tiene la virtud de mejorar la circulación de la piel, equilibrar su temperatura y relajar la musculatura facial. Estas propiedades promueven la regeneración cutánea y, por tanto, que tengamos un cutis más saludable y firme.

La variedad más popular para este fin es la Rosa damascenaNo obstante, debemos destacar que su precio es bastante elevado, dada su calidad y la cantidad de pétalos que se necesitan para extraer el aceite. Si encontramos uno a precio económico, es posible que no sea puro.

2. Geranio

El aceite esencial de geranio es un producto apto hasta para pieles delicadas. Su aplicación hidrata, tonifica y reafirma.

En segundo lugar nos referimos a otra flor muy beneficiosa para nuestra piel: el geranio. El aceite esencial de los pétalos de esta planta es un poderoso antioxidante natural que nos ayuda a reducir el envejecimiento que causan los radicales libres. 

No obstante, este aceite tiene muchas otras aplicaciones que destacamos a continuación:

  • Acné.
  • Piel envejecida.
  • Piel seca y grasa (equilibra el sebo).
  • Dermatitis.
  • Eczema.
  • Rosácea.

3. Limón

En tercer lugar pasamos a los cítricos, los cuales destacan por sus aromas limpios, refrescantes y estimulantes de nuestro estado de ánimo. Por eso, siempre son una buena opción para aplicarnos en la piel y utilizarlos a modo de perfume natural.

No obstante, también debemos destacar que son fotosensibles, por lo que con la luz solar podrían causarnos manchas en la piel. Por tanto, en este caso los recomendamos para nuestro tónico facial nocturno, a modo de tratamiento.

El aceite esencial de limón es una excelente opción para las pieles grasas y con tendencia a las impurezas (puntos negros, granos, acné, etc.). Además, aporta mucha luminosidad. No obstante, no se recomienda para las pieles más sensibles.

4. Árbol de té

Un aceite que no puede faltar entre nuestros cosméticos es el árbol de té o tea tree. De hecho, puede formar parte de un botiquín natural, gracias a sus propiedades antisépticas y antifúngicas para muchos tipos de infecciones. 

El aceite esencial de árbol de té es ideal para combatir el acné y todo tipo de abcesos, forúnculos y erupciones cutáneas. No obstante, debemos destacar que puede ser muy irritante, por lo que es muy importante no olvidarnos de diluirlo.

También evitaremos siempre el contacto con los ojos y las mucosas, por lo que este tónico facial siempre lo aplicaremos con cuidado con la ayuda de un algodón.

5. Lavanda

Para acabar, el aceite esencial de lavanda es popular por sus virtudes relajantes en nuestro organismo, las cuales también ayudan a reducir las tensiones del rostro. No obstante, este aceite también tiene diferentes propiedades equilibrantes que nos pueden ayudar a potenciar nuestro tónico facial.

En este sentido, es un aceite efectivo para tratar el acné y otros trastornos de la piel como la dermatitis, la psoriasis o los eczemas. Además, ayuda a regular la producción de sebo, tanto si tenemos la piel seca como si la tenemos grasa.

¿Cómo añadimos el aceite a nuestro tónico facial?

Dado que los aceites esenciales son muy concentrados, solo debemos diluir unas pocas gotas en el tónico facial.

Por último, te explicamos cómo debemos añadir el aceite esencial que hemos escogido a nuestro tónico facial. Lo más importante que debemos tener en cuenta es que estos aceites son puros, y por lo tanto muy concentrados, por lo que siempre debemos usarlos diluidos.

  • Podemos añadir 10 gotas de aceite esencial (5 en el caso del aceite de árbol de té) por cada 100 ml de tónico facial.

Ahora ya sabemos cómo podemos utilizar estos ingredientes de la naturaleza para mejorar la salud y el aspecto de la piel de nuestro rostro.Una manera sencilla y natural de potenciar los efectos de nuestros cosméticos diarios. ¡Pruébalos!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *