Anemia: Síntomas Principales, Causas y Tratamientos

Spread the love

La anemia es una deficiencia de oxígeno en la sangre, que se presenta generalmente por falta de hierro. Al no contener la cantidad necesaria, se deja de producir la proteína requerida, llamada hemoglobina.

La hemoglobina es rica en hierro, transporta el oxígeno a la sangre. Es la responsable de dar el color rojo a la misma.

Según Hemomadrid «El hierro se necesita para la producción normal de  glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son los transportadores del  oxígeno a los tejidos del cuerpo.»

¿Qué es la anemia?

Es una afección donde los niveles de glóbulos rojos y hemoglobina descienden. Dejando así de transportar el oxígeno necesario a los tejidos del cuerpo. Estos valores varían según el sexo y las circunstancias de cada persona.

Al descender 2 g/dl o más se considera que existe anemia. En un hombre adulto los niveles deben estar en un mínimo de 13 g/dl.

Cuando hablamos de una mujer adulta debe estar en 12 g/dl. En el caso de mujeres embarazas el nivel no debe ser inferior a 11 g/dl

¿Cómo evoluciona?

La causa de la anemia tiene mucho que ver con la manera en que evoluciona.

Cuando se trata de la anemia más común, la causada por deficiencia de hierro. Es importante tratar esta deficiencia a tiempo.

Si esta falta de hierro no es tratada ágilmente, la enfermedad puede evolucionar a una anemia crónica. A su vez provoca síntomas y efectos secundarios como:

  • Cansancio y bajo rendimiento, provocado por el poco oxígeno suministrado a los tejidos.
  • Bajo desarrollo corporal y mental, en el caso de los niños.
  • Fetos que nacen muertos.
  • Abortos espontáneos.
  • Aumento de infecciones.

Es conveniente visitar al médico en caso de sentir cansancio permanente. 

Síntomas de la Anemia

Los síntomas son varios y pueden aparecer todos o solo algunos de ellos, por ejemplo:

1.- Cansancio: Aun cuando hayas tenido 8 horas de descanso te sientes fatigado. Te sientes cansado durante el transcurso del día.

2.- Pies y manos fríos: Hasta en momentos de calor tus pies y manos permanecen fríos.

3.- Aumento de la presión arterial: Esta ocasiona dolores de cabeza y debilidad.

4.- Palidez: Aparece sobre todo en la conjuntiva del ojo. También en uñas, encías, mucosas y en toda la piel.

5.- Dolor de pecho: Se presentan palpitaciones y dolor a nivel del pecho.

6.- Debilidad en cabello y uñas: Las uñas comienzan a debilitarse y el cabello se parte y cae en abundancia.

7.- Dolores de cabeza: De manera frecuentemente y por tiempo prolongado.

8.- Problemas intestinales: padeciendo de episodios de diarrea o estreñimiento.

En caso de tener uno o más de estos síntomas. Lo aconsejable es acudir al médicopara que realice los análisis  y puedas evitar la aparición de una anemia crónica.

El cansancio y los malestares que produce la anemia pueden interferir con la realización de las actividades diarias de una persona.

Diagnóstico

Exámenes  para diagnosticar la anemia.

El más común es el hemograma, el cual provee información de la anemia por deficiencia de hierro, mostrando los valores de:

  • Índice de eritrocitos o glóbulos rojos
  • Nivel de hematocritos.
  • Hemoglobina.

Hay 3 fases de deficiencia de hierro en el diagnóstico de anemia, estas son:

1.- Deficiencia de hierro pre latente:

Se encuentra reducido el valor de ferritina en sangre. Debido a que hay escasez de hierro. El cuerpo consume el hierro almacenado para intentar mantener en óptimas condiciones los niveles de hemoglobina y hierro sérico.

2.- Deficiencia de hierro latente:

En esta fase se agota el almacenamiento de hierro. Haciendo que los valores de hemoglobina reduzcan y comience la aparición de los primeros síntomas.

3.- Deficiencia de hierro evidente:

Se hace evidente la reducción de hierro transportado y almacenado en el suero sanguíneo. Baja la hemoglobina y se afecta la formación de glóbulos. Apareciendo así la anemia por deficiencia de hierro.

Otros exámenes para diagnosticar la anemia

Además del hemograma se pueden realizar otros análisis:

  • Aglutininas frías y febriles: Se hace a través de una muestra de sangre sin preparación especial. A través de él se diagnostican infecciones causadas por una anemia hemolítica.
  • Biopsia de médula ósea: Se hace una pequeña extracción de médula del interior de un hueso. Generalmente del esternón o pelvis. Se aplica un relajante, se limpia la piel y se procede a aplicar un anestésico. Luego se introduce la aguja para capturar la pequeña muestra.
  • Capacidad total de fijación de hierro: Se debe evitar comer durante 8 horas antes de realizar el análisis, se procede a tomar una muestra de sangre y se hace cuando se sospecha de deficiencia de hierro u otros análisis han arrojado el diagnóstico de anemia.
  • Conteo sanguíneo completo: Es un análisis de sangre que mide componentes y características. Como glóbulos rojos, blancos, plaquetas hematocrito y hemoglobina. es utilizado para detectar diversas enfermedades, entre ellas la anemia.

Tratamientos

El primer paso es diagnosticar la enfermedad, luego conocer la causa para aplicar el remedio o solución.

Se puede necesitar una cirugía en caso de hemorragias a nivel digestivo, o un trasplante de médula si la causa es algún problema en la médula ósea.

El médico puede recomendar distintos tratamientos a fin de sanar esta condición:

  • Cambios en la alimentación: Aumentando la ingesta de legumbres, proteínas, verduras de hojas verde, cereales, frutos secos, pasas, pimientos rojos. Así como frutas con vitamina C que facilitan la absorción del hierro.
  • Administración de hierro y vitaminas: Suplementos nutricionales de vitamina B12, vitamina C, hierro oral y ácido fólico.
  • Anticonceptivos orales: Pueden ser indicados en los casos en los que los periodos menstruales se hacen muy abundantes.
  • Transfusión: Esta es una medida extrema. Puede hacerse necesaria cuando los cuidados y medicamentos administrados no son suficientes para resolver el problema.

¿Por qué se produce?

La anemia se puede producir por 3 principales motivos, los cuales son:

1. Pérdida cuantiosa de sangre, debido a una herida o accidente, menstruaciones muy abundantes o alguna hemorragia.

2. Baja producción de glóbulos rojos, por falta de hierro o por el aumento en la velocidad de su proceso de eliminación natural.

3. Medicamentos fuertes, algunos medicamentos pueden producir también anemia. En caso de ser este el motivo, el médico debe cambiar el medicamento.

La anemia Puede ser leve y tener una fácil curación. Pero en algunos casos puede ser grave o durar mucho tiempo.  Incluso si no se hace un diagnóstico y su respectivo tratamiento a tiempo, puede llegar a ser mortal.

¿Qué causa la anemia?

Tanto las causas como los factores de riesgo pueden ser minimizados. Con los cuidados y prevenciones adecuadas puede evitarse la enfermedad.

Conozcamos cada uno de ellos:

Causas:

Existen distintos tipos de anemia. Cada una puede tener causas diferentes. Para dar una información más precisa, hablemos de las causas de cada una de ellas.

1. Anemia por deficiencia de hierro

Es la más común de las anemias. Se presenta cuando existe una deficiencia de hierro en el organismo.

La médula ósea requiere hierro para producir hemoglobina. sus causas pueden ser:

  • Falta de hierro en el organismo.
  • Pérdida excesiva de sangre por hemorragia o accidentes.
  • Menstruaciones muy abundantes.
  • El uso frecuente de algunos fármacos como la aspirina.

2. Anemia por falta de vitaminas

El cuerpo necesita cierta cantidad de vitaminas y minerales para funcionar correctamente. Este tipo de anemia se presenta cuando:

  • La dieta es inadecuada. No suministra los nutrientes necesarios.
  • Hay déficit de ácido fólico en el organismo.
  • Existe una carencia de Vitamina B12 en el cuerpo.

3. Anemia por enfermedad crónica

Algunas enfermedades crónicas, pueden producir anemia. Entre las que lo causan tenemos:

  • Cáncer.
  • Enfermedades inflamatorias.
  • VIH
  • Enfermedades renales.

El motivo por el cual producen anemia estas enfermedades es porque interfieren en la producción de glóbulos rojos. A medida que avanza además de cansancio, la anemia puede afectar la memoria, la capacidad de aprendizaje y concentración.

La cantidad de hierro necesario varia en cada persona. Las chicas necesitan más hierro que los chicos. La mejor manera de dar a organismo el hierro que necesita es a través de una adecuada alimentación. Esta afección no es contagiosa, no pasa de una persona enferma a una sana.

Según American Kidney fund « La enfermedad renal terminal (ESRD), también conocida como falla renal, a menudo va mano a mano con la anemia. La mayoría de las personas con falla renal que están en diálisis tienen anemia. Los pacientes con trasplante renal también tienen un mayor riesgo de anemia.»

4. Anemia aplásica

Es poco frecuente, pero puede llegar a ser mortal, sus causas son:

  • Infecciones.
  • Ingerir algunos tipos de medicamentos.
  • Exposición a productos y sustancias químicas tóxicas.
  • Enfermedades autoinmunes.

5. Anemia por enfermedades de médula ósea

Los efectos de este tipo de anemia pueden variar desde leve a muy graves, se producen por:

  • Leucemia
  • Mielofibrosis

Que son tipos de cáncer que comprometen la producción de sangre en la médula ósea.

6. Anemias hemolíticas

Son anemias que se pueden contraer a lo largo de la vida o ser hereditarias, sus causas son:

  • Destrucción de los glóbulos rojos, más rápidamente de lo que la médula logra reemplazarlos.
  • Algunas enfermedades de la sangre, que aceleran la destrucción de los glóbulos rojos

Según Teens Health «Una persona puede padecer anemia falciforme o esferocitosis. En otros casos, una disfunción en el sistema inmunitario puede provocar la destrucción de glóbulos rojos. Por ejemplo, como reacción a determinadas infecciones o medicamentos, se pueden producir anticuerpos que atacan y destruyen a los glóbulos rojos por error.»

Factores de riesgo:

Tu riesgo de padecer anemia puede aumentar si no tienes en cuenta los siguientes factores:

  • Alimentación inadecuada: Si la dieta no cuenta con la cantidad de vitaminas necesarias. Ácido fólico, Vitamina B12 y hierro aumenta la posibilidad de padecer la afección.
  • Menstruación: Una menstruación muy abundante genera la pérdida de glóbulos rojos.
  • Trastornos intestinales: Algunas enfermedades del intestino, afectan la absorción de los nutrientes.
  • Edad: Los adultos mayores de 65 años aumentan el riesgo de padecer anemia.
  • Enfermedades crónicas: Padecer de insuficiencia renal, cáncer o alguna afección crónica, causa disminución de los glóbulos rojos.
  • Los jóvenes debido a su crecimiento durante la adolescencia están más propensos a padecer esta afección: Durante el estirón, el cuerpo necesita aumentar la cantidad de nutrientes. Un déficit en la alimentación puede provocar la aparición de la enfermedad a esta edad.
  • El inicio de la menstruación: Las adolescentes al comenzar sus ciclos menstruales aumentan el factor de riesgo de padecer anemia Necesitan consumir más hierro para suplir la pérdida de sangre durante su periodo.
  • Vegetarianos: La fuente principal de hierro es la carne, al no consumirla se hacen propensos a padecer de esta afección. El hierro que se encuentra en algunas verduras y cereales no se absorbe tan bien como el contenido en la carne. su contenido es inferior a la que contiene la proteína.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *