Remedios caseros para las várices

Spread the love

Las várices, o venas varicosas, son producto de la inflamación de las venas, cuando la circulación sanguínea no es correcta se originan bultos de acumulación de sangre, todo esto puede ser tratado usando remedios caseros para las várices.

Constituyen el problema circulatorio más común que existe y afecta principalmente a mujeres mayores, obesas y de estilo de vida sedentario. Es muy común que las veamos en las piernas, pero pueden estar en todas las partes del cuerpo.

Puedes identificar que su mayor consecuencia es su aspecto poco estético, pero la verdad las várices traen consigo otras molestias. Causando dolor, hormigueo, calambres, pesadez y cansancio.

Pensando en esto hemos decidido mostrarte como esta afección circulatoria se puede revertir con los remedios caseros y naturales adecuados, así como una alimentación acorde.

índice del artículo:

Los 5 Remedios caseros para las várices más efectivos

1.-  Castaño de Indias

El castaño de indias en un árbol en cuyas semillas contiene una sustancia conocida como escina. La escina es un tipo de saponina que tiene tres propiedades fundamentales que la reconocen como antiedematosa, antiinflamatoria y favorecedora de la circulación sanguínea en el sistema venoso.

Por estas razones es adecuado el uso del Castaño de Indias en el tratamiento de las arañitas venosas, hemorroides e inflamación de várices y piernas.

Para aprovechar sus propiedades puedes preparar un té de corteza de castaño de indias.

Ingredientes:

  • 1/2 litro de agua
  • 20 gramos de corteza de castaño de indias

Preparación:

  • Coloque el agua a hervir junto con la corteza de castaño
  • Cuando rompe hervor deje durante 10 minutos más
  • Retirar del fuego, dejar reposar y colar.
  • Disfrute de su infusión

2.- Sábila (Aloe Vera)

La sábila (Aloe Vera) es una planta que se ha utilizado durante muchísimos años por sus muchas propiedades y beneficios para la salud. En el gel depositado en sus hojas se encuentran sustancias, vitaminas, antioxidantes y minerales responsables de sus múltiples bondades.

La sábila, conocida también como aloe vera, ayuda a regenerar la piel, desinflamar y termina con el estreñimiento.

Cuando se padece de várices se debe evitar el estreñimiento, ya que la dificultad para evacuar aumenta la presión abdominal y obstruye la circulación en las piernas.

Estas propiedades la convierten en un preciado tesoro para el tratamiento y alivio de las várices, ya que no sólo mejora su aspecto visual sino que también el sintomático. Bien sea consumida, para aliviar los síntomas, o en ungüento para mejorar el aspecto externo y desinflamación.

Puede preparar una pomada de sábila a partir del gel y aplicar tres veces al día sobre la zona afectada.

El Aloe Vera es un remedio que siempre esta presente en cualquier lista de remedios caseros para las várices.

Ingredientes:

  • 1 hoja de sábila

Preparación:

  • Pelar y lavar muy bien la hoja de sábila
  • Retirar el cristal y llevar a la licuadora
  • Licuar durante 3 minutos
  • Conservar en la nevera

3.- Perejil

El perejil es una hierba muy popular en la cocina por sus finas propiedades aromatizantes. Lo que seguramente no conocías eran sus propiedades en el tratamiento de las várices.

El perejil es antiinflamatorio, depura y limpia la sangre, mejora las funciones cardiovasculares y es digestivo. Todas estas características lo convierten en un eficaz remedio natural para el tratamiento de las molestas venas varicosas.

Una cualidad genial de esta hierba es que es muy fácil consumir porque combina con casi todas nuestras comidas y zumos. Sin embargo, también puedes disfrutar de una infusión de perejil, el cual tendrá maravillosos efectos sobre tu salud.

Ingredientes:

  • 1/2 litro de agua
  • 2 ramas de perejil

Preparación:

  • Lavar las ramas de perejil
  • Colocar el agua junto con las ramas al fuego
  • Dejar hervir durante 10 minutos
  • Retirar del fuego y dejar reposar
  • Colar y servir

4.- Ajo

El ajo es un alimento natural rico en alicina, sustancia azufrada que le confiere propiedades antiinflamatorias las cuales previenen e impiden que las venas se inflamen. Además de esto, el ajo, estimula y mejora la circulación de la sangre.

Existen muchas maneras de usarlo y consumirlo, existen personas que no tienen problemas es machacar un ajo y consumirlo crudo diariamente. Aquellos que no toleran su sabor pueden preparar una pomada con ajo y aceite de oliva para mejorar la apariencia y síntomas de las várices.

Ingredientes:

  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 limón

Preparación:

  • Machacar los dientes de ajo
  • Agregar el aceite de oliva
  • Incorpore junto con el zumo del limón
  • Revolver muy bien hasta obtener una pasta uniforme
  • Conserve en un recipiente de vidrio muy bien cerrado en la nevera.
  • ¡Listo! Ya puede utilizar su pomada todos los días sobre la zona afectada.

5.- Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana tiene muchas propiedades y beneficios, se ha reconocido por sus efectos en la tarea de bajar de peso y regular los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, es hora de que lo reconozcas también como un remedio efectivo en el tratamiento de los síntomas de las várices.

¿Cómo puede el vinagre de manzana ayudarnos con los síntomas de las várices? Sencillo, el vinagre de sidra es capaz de mejorar la circulación sanguínea, es vasodilatador y antiinflamatorio.

Estás propiedades son esenciales en el alivio de los síntomas de las várices ya que reduce los dolores, la inflamación, el hormigueo y las molestias al caminar. Para aprovecharlo puede colocarse compresas de vinagre de manzana todos los días sobre las piernas o piel donde se localicen las várices.

¿Cómo usarlo?

Colóquese compresas de vinagre de manzana sobre el área a estimular y aplique suaves masajes. Deje reposar las compresas durante al menos 20 minutos en cada zona.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *